Alojamientos > Blog de Turismo Rural > Zonas Rurales > Ventajas de las casas rurales frente a un hotel

Blog de Turismo Rural

Ventajas de las casas rurales frente a un hotel

Sergio Delgado

compartir en google+ compartir en twitter compartir en facebook


Alquilar una casa rural es un plan ideal con niños
4 fotografías

A la hora de planificar las vacaciones, muchas veces surge la pregunta de si es mejor un hotel o una casa rural para pasar el tiempo. Lo cierto es que si bien cada uno de los  alojamientos tiene sus pros y sus contras, las casas rurales llevan la delantera cuando se trata de ir de vacaciones.

 

Hay que reconocerlo, los hoteles están quedando cada vez más relegados a ser utilizados únicamente por razones de trabajo y de negocios, ya que las ventajas que tiene una casa rural frente a ellos son muy importantes. En este artículo nos hemos querido centrar en hacer un pequeño repaso de todas aquellas características positivas que tienen las casas rurales.

 

Ventajas de las casas rurales

 

1. Mayor independencia: Una de las mayores ventajas de las casas rurales frente a los hoteles es la mayor independencia que nos dan. Al estar en una casa rural la privacidad es mucho mayor que en un hotel en el centro. Además, no tenemos que pasar por la recepción cada vez que queremos ir a nuestra habitación haciendo que el recepcionista conozca cuándo entramos y con quién.

 

2. Más fácil con niños: Viajar a una casa rural es muchísimo mejor cuando se trata de un viaje en familia. No sólo es que en una casa rural molesten menos a otras familias, sino que, además, suelen tener muchísimo más que hacer en ellas que en un hotel en el que los espacios son más reducidos. De hecho, en una casa rural pueden tener su habitación como en casa e incluso, en ocasiones, su propio cuarto de juegos.

 

3. Más económicas: Alojarse en una casa rural es mucho más barato que alojarse en un hotel; por lo que ésta es, sin duda, otra gran razón para preferir la tranquilidad de una cas en un pueblo frente a un bullicioso hotel en el centro de una ajetreada ciudad europea.

 

4. Más flexibles: Uno de los problemas de los hoteles es que en general es muy difícil encontrar vacantes a un precio asequible en determinadas fechas. Sin embargo, en el caso de las casas rurales eso no es así, sino que la adaptabilidad es mucho mayor. Así, en casi cualquier fecha hay siempre una o varias casas rurales disponibles para viajar en pareja o en familia.

 

5. Fácil aparcar: El aparcamiento es otro de los puntos fuertes de las casas rurales. En general, suele ser gratuito y muy fácil poder aparcar en ellas.

 

6. No hay que pagar mil extras: Los hoteles suelen cobrarnos por cantidad de cosas por lo que la factura acaba siendo mucho mayor de lo esperado. En una casa rural rara vez deben pagarse extras o contratarse servicios a parte.



Redes Sociales


Facebook Zonas Rurales Twitter Zonas Rurales Google Plus Zonas Rurales


Categorías


· Destinos Turísticos
· Enogastronomía
· Fechas Especiales
· Fiestas y Tradiciones
· Naturaleza
· Turismo Activo
· Zonas Rurales

Publicidad



En esta web se usan cookies propias y de terceros con motivos operativos y analíticos. Política de Cookies.
política de cookies